ESCRIBANOS: capital@imagenzac.com.mx 
Viernes 14 de Mayo de 2004

Miguel Durón Torres:

En México, investigar es una aventura mayor

“El quehacer de un investigador es proponer proyectos a diversas fuentes de financiamiento a nivel local y nacional. El que no los aprueben todos no significa que deba cejarse en el empeño. Yo, por ejemplo, no quito el dedo del renglón de los problemas de contaminación”.

Tere Velazquez / IMAGEN

¡En Zacatecas también hace aire! Esta expresión coloquial la refiere un investigador para contarnos su experiencia en el extranjero, en congresos internacionales donde muestra avances de su trabajo en fuentes alternas de energía a expertos de otros países. A sus pares.
Orgulloso, Sergio Miguel Durón Torres lo admite: “Empezamos a hacer investigación de manera rudimentaria, porque los recursos, que siguen siendo pocos, antes llegaban menos a provincia”.
No obstante, hoy la masa crítica zacatecana es importante y de calidad. Los investigadores a quienes como Sergio Miguel les tocó picar piedra, observan con satisfacción lo construido.
Hacer investigación en México es una aventura mayor que en los países desarrollados. Hacerla en universidades de provincia lo es aún más.
Había que buscar la manera de entrar a indagar sobre asuntos de interés regional y estatal. Pero también debía hacerse con recursos mínimos, así que el doctor Durón inició a investigar sobre recursos naturales.

PESTICIDAS PROHIBIDOS
Su primera incursión fue estudiar la acualaista, semilla de calabaza silvestre que crece por el rumbo de los cañones y se consume como golosina. El objetivo era encontrar una nueva fuente de aceite comestible. Se avanzó hasta donde el proyecto tuvo apoyo. Los resultados se encuentran en una publicación local concluyendo en ellos que, efectivamente, podría obtenerse aceite comestible con propiedades parecidas al de cártamo al de soya. El problema para industrializarlo era que al domesticar una planta silvestre, ésta cambia drásticamente sus propiedades.
Lo siguiente era caracterizar la proteína, lo que requería una inversión importante de dinero. Se propuso dar seguimiento al proyecto, pero no se obtuvo respuesta favorable.
Sergio Miguel Durón también se interesó por estudiar los pesticidas en el estado de Zacatecas. Muchos de los que se utilizaban hasta hace una década, estaban prohibidos por los daños ambientales que causan. No sabe si aún persiste su uso en el estado, porque su línea de investigación se dirigió a la búsqueda de fuentes alternas de energía.

Dr. Miguel Durón Torres. (Jesús Romero / IMAGEN)

ENERGIA LIMPIA
Sergio Miguel Durón Torres estudió ingeniería química en la Universidad Autónoma de Zacatecas. En Monterrey cursó maestría en físico química, área que reconoce como su dominio, y para 1995 se fue al Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav), a hacer un doctorado en ciencias.
Tuvo igualmente una estancia de investigación en Estrasburgo, Francia, en una subdisciplina de la físico-química llamada electroquímica.
“Pareciera que he dado saltos de un lado a otro en investigación, pero no. La química es lo mismo productos naturales que pesticidas o generación de energía, porque en el núcleo de todos ellos está la química”.
Electroquímica se refiere a dispositivos que generan energía limpia. Hasta hoy la energía se obtiene de la quema de hidrocarburos, proceso contaminante que sufre la población del mundo entero.
Aparecen en el ambiente monóxido de carbono, bióxido de carbono, fragmentos de moléculas grandes de los propios hidrocarburos que no alcanzan a quemarse al cien por ciento.
La idea de utilizar o generar fuentes de energía limpia está en no depender tanto de los hidrocarburos para producirla. Sea para mover automóviles, fábricas o para generar la electricidad.
Hay varias formas de obtener la energía limpia: la solar, eólica, y la electroquímica. Todas están ligadas. Lo ideal está en usarlas de manera acoplada.
Sergio Miguel se dedica a investigar la generación de energía electroquímica desde que estudió el doctorado. Utiliza para ello hidrógeno y oxígeno, los componentes del agua.
Al combinarlos de manera electroquímica, puede obtenerse agua, sustancia no contaminante, y en ese proceso puede generarse energía eléctrica.
Las celdas de combustible son los dispositivos que se alimentan por un lado con hidrógeno y por otra con oxígeno, generándose una corriente eléctrica, que puede usarse externamente para mover un motor, para encender una computadora o cualquier otro uso que requiera energía eléctrica.

El Pedernalillo es uno de los lugares más contaminados. Con electro-remediación de suelos podemos apoyar a mejorar el sitio. La técnica consiste en poner un par de electrodos y, utilizando energía electroquímica, empezar haciendo uso de la humedad, a mover los metales que están contaminando el suelo.

RENACER DE LOS 60
Este tipo de dispositivos empezaron a estudiarse a finales del siglo XIX . Cuando se descubren las posibilidades del petróleo y las cantidades del hidrocarburo que había en el mundo, se olvidaron.
Renacen en 1960 porque la NASA, que invierte mucho dinero en investigación espacial, puso a concurso la generación de energía para sus naves espaciales. Se presentaron dos vertientes: la solar y la electroquímica. Se decidió por este última porque el subproducto era la obtención de agua que podían beber los astronautas, agregándole sales, porque se trata de agua pura.
Se trataba de generar energía sin contaminar las naves ni las plataformas espaciales. Esa tecnología permanece hasta la fecha.
El problema de estos dispositivos es que, para obtener una cantidad importante de energía y pueda combinarse hidrógeno y oxígeno para formar agua, se requieren catalizadores.
Estos son substancias químicas que aumentan la velocidad de la reacción. El catalizador que se usa para hacer eficiente el sistema es el platino, el elemento más caro.
De manera que no puede masificarse la tecnología por razones económicas, aunque está demostrado que se produce energía y agua con el dispositivo.
Las circunstancias obligan a buscar otros catalizadores para sustituir al platino. En eso está Sergio Miguel Durón. Su tesis de doctorado aborda el tema.
Esta investigación se hace a nivel mundial. Es tan importante que varias compañías petroleras y automotrices tienen equipos especiales de trabajo para la investigación de las celdas de combustible. Esto habla de que en un futuro cercano es ésta una alternativa importante.

REGRESO A CASA
Después de obtener el doctorado, Sergio Miguel se propuso retribuir a la UAZ parte de lo que de ella recibió. Propuso un proyecto de investigación al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología para continuar sus estudios.
Con los recursos destinados se construyó un laboratorio de electroquímica, donde sigue la búsqueda de nuevos electrocatalizadores destinados a las celdas de combustible. Se investiga con materiales en base a Rutenio, Molibdeno y Cobalto, metales diferentes al Platino, que no es tan barato, pero que podría permitir usar este último al cien por ciento.
Y aunque el año pasado finalizó el proyecto con la generación de artículos a nivel internacional, publicados en Alemania y Canadá, con la infraestructura instalada se logró avanzar en otros proyectos.
“El quehacer de un investigador es proponer proyectos a diversas fuentes de financiamiento a nivel local y nacional. El que no los aprueben todos no significa que deba cejarse en el empeño. Yo, por ejemplo, no quito el dedo del renglón de los problemas de contaminación”.
En Zacatecas, explica, hay suelos contaminados por metales pesados y la electroquímica sirve para remediarlos o mejorarlos.
El Pedernalillo es uno de los lugares más contaminados. Con electro-remediación de suelos podemos apoyar a mejorar el sitio. La técnica consiste en poner un par de electrodos y, utilizando energía electroquímica, empezar haciendo uso de la humedad, a mover los metales que están contaminando el suelo.

ACABARSE EL EQUIPO
Para el doctor Durón es importante aprovechar la infraestructura instalada para acabársela, literalmente, de buena manera. Esto es, haciendo ciencia. Tratando de generar conocimiento para dejar de ser únicamente usuarios de él.
“Los equipos en cinco años son obsoletos, de manera que si no se utilizan, estamos guardando elefantes blancos”.
La idea es que los investigadores no permanezcan estáticos. Que se agrupen de manera que puedan compartir infraestructura, conocimientos y experiencia para aprovechar mejor los recursos y que cuando haya que dar a conocer resultados en México o en otro país del mundo, se les pueda decir con orgullo a los pares, que en Zacatecas también hace aire.
teresavena@hotmail.com

Acepta Monreal delantera de AMLO hacia el 2006

Acusan de invasión a la nueva Ruta 17

Sin estudios básicos, 500 mil adultos

---------------------------------------

El Runrún

Ceden 30% de la indemnización

Entregará Alonso obras por 30 mdp

Irrevocable el fallo, advierte Joel Arcel

---------------------------------------

Tendrán trabajadores mayor protección

---------------------------------------

En México, investigar es una aventura mayor

---------------------------------------

Mención de Cajigal, “en corrillos”: Arce

Hoy se crucifica excandidato a diputado

Fiesta priísta en Tlaltenango

Cuestiona Augusto Santiago “intervención del gobernador”

---------------------------------------

Se vale preguntar, Pancho responde

Bonilla: A partir de julio, comercialización de frijol

Avanzamos, pese a deserciones: PRI